Ahora que ya tengo mi calendario de Adviento preparado, estoy esperando que llegue el 25 de diciembre. Pero aún me quedan muchas tareas por hacer antes de Navidad. Quiero estar preparado y sorprender a toda la familia Gemser. Así que he tenido una gran idea. He pensado que podría hacer mi aportación con figuritas DIY al pesebre.

Como muchas familias, nosotros tenemos las figuras del belén guardadas en una caja durante todo el año. Cuando la abrimos para montar el pesebre, siempre descubrimos que hemos perdido una o alguna se ha roto. Eso pasa porque nos encanta jugar con las figuritas. Las cambiamos de sitio, sobre todo a los Reyes Magos. Escondemos al caganer para que nadie lo vea  ji, ji y hacemos que los pastorcillos avancen posiciones hasta llegar al establo para ver al niño Jesús.

Así que vamos a los mercados de Navidad a buscar figuritas para reemplazarlas. Pero este año me voy a adelantar. Si hubiera vivido cuando nació Jesús, a mí me hubiera tocado acompañar a los pastores por los caminos de Belén y cuidar de las ovejas. Como no quiero perder ni una sola, he decidido crear mi rebaño de ovejas de algodón DIY. ¿Me ayudas?

Necesitaremos: cartulinas de color beige o blanco, papel vegetal, tijeras, un rotulador negro, pegamento, dos lápices, uno negro y el otro rojo y algodón.

Pesebre DIY - La Navidad - Un rebaño de ovejas de algodón - Gemser Libros Personalizados

1. Calca en una hoja de papel vegetal los patrones del cuerpo y la cabeza de la oveja. Pinta con el lápiz la parte posterior de la hoja de papel vegetal.

2. Coloca el papel vegetal encima de la cartulina del color que hayas elegido y sigue el contorno de las siluetas. Así, quedarán calcadas en la cartulina. A continuación, recorta las dos partes del cuerpo.

3. Para hacer la lana, utiliza bolitas de algodón y pégalas por todo el cuerpo, menos en las patas. Puedes utilizar una sola bolita de algodón para ponerle lana en la cabeza.

4. Cuando se seque la cola con la que has pegado el algodón, dibuja los ojos con el rotulador negro. La nariz y las mejillas puedes hacerlas con el lápiz rojo.

Por último, pégale la cabeza y dobla el cuerpo por la mitad para que la oveja se pueda sostener.

Puedes repetir los pasos tantas veces como quieras para crear las ovejas de algodón que necesites. Dependerá del tamaño de tu pesebre y de lo grande que sea tu rebaño. Eso sí, tienes que asegurarte de cuidarlas bien. El resto del año las puedes dejar en la mesita de noche y cuando no tengas sueño, contarlas una a una hasta que te que quedes dormido. 1, 2, 3, 4…

¡Felices sueños!

Panchito

Panchito