Carrera de tortugas en la playa - Gemser Libros Personalizados - DIY

A veces me gustaría ser como las tortugas. Sobre todo cuando hace tanto calor. Me escondería dentro de mi caparazón todo el día y, muy de vez en cuando, asomaría la cabeza para airearme un poco. Sólo saldría para darme un chapuzón. Aunque somos animales muy distintos, tenemos más cosas en común de las que crees. Resulta que a algunas tortugas les encanta nadar y, además, hacen muy buenas migas con los peques.

Al igual que los perros, existen distintos tipos de tortugas. Se dividen en especies y pueden ser de agua o de tierra. Para diferenciarlas, hay que fijarse en sus patas. Las de las tortugas de agua tienen membranas entre los dedos para poder nadar como las de la ilustración. En cambio, las de tierra tienen las patas forma de tubo y sus dedos están menos desarrollados.

Carrera de tortugas en la playa - Gemser Libros Personalizados

A Bruna, Mentxi y Nel les fascinan estos reptiles y están pensando seriamente en tener una tortuga como mascota. A mí no me importaría. Como últimamente hablamos mucho del tema, ayer cuando fuimos a la playa, me propusieron hacer una carrera de tortugas. Se juega en grupo y se parece un poco al pilla pilla. A ver si lo pillas:

Carrera de tortugas en la playa - Gemser Libros Personalizados

  • Marca dos líneas en la arena: una de salida y otra de llegada.
  • Un jugador hace de cazador. El resto de jugadores seréis tortugas.
  • Todas las tortugas os tenéis que poner a a cuatro patas sobre la línea de salida. En eso, os llevo ventaja.
  • Cuando el cazador da la orden de salida, todas las tortugas tenéis que avanzar a gatas.
  • El cazador tiene que intentar tocar a las tortugas. Si toca a alguna, ésta debe volver hasta la línea de salida.
  • Si el cazador está a punto de alcanzaros, os podéis salvar si os colocáis boca arriba y movéis las piernas y los brazos a la vez.
  • La carrera termina cuando todas las tortugas consiguen pasar la línea de llegada.

Como Nel fue nuestro cazador, decidimos convertirlo en una tortuga, enterrándolo en la arena. Sólo dejamos al descubierto su cabeza y dibujamos unas líneas en la arena como si fuera su caparazón. La próxima vez, ¡me toca a mí!

Panchito

Carrera de tortugas en la playa - Gemser libros personalizados